plandelactancia

Como hacer un plan de Lactancia

Qué es un plan de lactancia

Un plan de lactancia no es otra cosa que un planning de tomas para cuando se te acabe el permiso maternal y tu bebé esté al cuidado de otra persona que no seas tu.
Si, se que suena a locura y parece que va a ser un imposible. Pero no lo es, o por lo menos en muchos de los casos. Con una buena planificación es posible y tu lo vas a conseguir. Igual que lo conseguí yo trabajando 10h y estando casi 14h fuera de casa. Continue reading “Como hacer un plan de Lactancia”

wpid-img_20150612_201650.jpg

El nacimiento de Mariam

image

23 de Mayo, 40 semanas.
Vaaale ya estoy cumplida y no he parido. Cabe destacar que Abraham llegó 2 días antes de la FPP. No es que empiece a impacientarme pero… Por qué no sale ya!?

25 de Mayo, 40+2. Monitores.
Mi hija duerme como un lirón por la mañana. Ni desayuno ni zumo ni nada. Ni removiendo la tripa mano a mano la enfermera y yo conseguimos que despierte! Me mandan dar un paseíto. Venga ahora si, contracciones que suben hasta 160 en el monitor, a veces algo mas. Al rato vuelve la enfermera con un gine. Parece que la frecuencia cardiaca de mi niña esta baja respecto a la semana anterior. Recordar que estoy en tratamiento con betabloqueantes por la dichosa fibrilación. La recomendación del médico es caminar sin fatigarme (con lo que aprieta el calor y los 15kg que cargo), usar la pelota (ya la uso oiga!) y relajarme.
Salgo del hospital con la llorera padre. El papa estaba esperando fuera con Abraham que estaba ya desmandado de toda la mañana allí metidos. Menudo susto se pega. Susto el mio, que el gine me da cita para el lunes siguiente sino he parido me lo van a provocar.
Pues nada a caminar, mucho parque y mucho ir detrás de Abraham y mucho limpiar la casa. Aunque lo de no fatigarme esta complicado lo intento como puedo.

27 de Mayo, 40+4. Noche.
El día normal, sin novedades. Por la noche después de acostar al peque me pongo a releer las notas que hicimos sobre el libro de Consuelo Ruiz. Repasamos las respiraciones y mi chico parece controlarlo todo. El parece tranquilo pero sabe que me da mucho miedo una inducción y me repite que me pondré de parto normal.

28 de Mayo, 40+5. 10h a.m.
Abraham despierta pidiendo desayunar. Me levanto de la cama y… uy, me siento rara. Voy a la cocina y preparo desayunos para todos. Después de tomarlo voy a la cama y me tumbo a ver si se pasa, tengo sensación de dolor de regla. Eso me hace pensar en el parto, pero es demasiado soportable. No se me pasa.

Descargue unos días antes un App muy chula para contar las contracciones. Tiene un pulsador para cuando empieza la contracción y hay que volver a pulsar cuando acaba. Después pide valoración: moderada, intensa, muy intensa. Hace un informe con la duración e intervalos entre contracciones. No lo miro, yo sólo pulso una y otra vez. Son intensas. Me voy a la ducha. Le digo a mi chico que mire el informe mientras me lavo el pelo y por qué no, me depilo porque me he visto tres pelos en las piernas! A todo esto voy consultando por whatsap con mi amiga y compañera Elena, que también esta a punto de parir.
Nada, que salgo de la ducha y esto aprieta cada vez mas. Mi chico me mira con cara rara y m dice que las contracciones son cada 5 minutos. El hospital esta cerca, llamo a mi hermana para que venga a por mi hijo porque creo que si, estoy de parto. Ya son las 12h p.m

Voy por la casa caminando de un lado a otro. Mi chico preparando una ensalada de pasta para llevarse al hospital. Si, aquí no nos morimos de hambre jajjaja! Me agarro a los quicios de las puertas para pasar el dolor mientras balanceo de un lado a otro. Oh oh, no tengo pelota porque esta preparada en la bolsa del hospital. Tampoco me veo con ganas de usarla, con esos movimientos voy muy bien. Mi hijo anda detrás de mi dándome besitos y diciendo: mamá, no cupes, no pasa nara. Te lo comes! Le digo un par de veces que el bebé va a salir de la tripita de mamá, me besa la tripa y corre a ver sus dibujos preferidos. Voy al baño a hacer pis de nuevo. Qué es esto? Un pis tremendo! Habré roto aguas? No tengo experiencia previa en ello. Consulto con un grupo de amigas por whatsap que hacen juerga de mi situación. De parto y charlando por whatsap!

Son cerca de las 12:30h p.m mi hermana pequeña y mi cuñado acaban de llegar. Ellos, dos niños de 20 añitos. Me cuesta hablar para no romper mi concentración, pero al ver la cara de susto con la que me miran de reojo me tengo que reír! Vamos para el garaje. No puedo salir del ascensor, una contracción bien fuerte. Un vecino que quiere entrar. Por qué la gente no usa las escaleras? Esto es una emergencia oiga!

13:00h p.m entramos por las urgencias de nuestro hospital IHAN. En el box donde me exploran me dicen que estoy de parto, de 4cm, que no he roto bolsa y que si voy a querer epidural. Les recuerdo que tengo plan de parto y van a consultar en lo que voy caminando de camino al paritorio. En el paritorio la matrona es un amor. Una chica encantadora y súper tranquila. Me hago pis, voy al baño. Salgo del baño un poco alarmada porque tengo mucho dolor. La matrona nos recomienda caminar y dice que vuelve con una pelota ya inflada. Tengo un momento de pánico, me duele mucho y otra vez tengo ganas de pis. Si esto sigue así una hora mas no se si aguantaré! Esta vez no llego al baño porque me cuesta caminar. Tal cual me agacho en el suelo y hago un liquido denso y con algo de sangrecilla. Mi chico se asusta un poco y asoma la cabeza por la puerta en busca de la matrona. Cariño, no había un pulsador para eso!? Parece que acabo de romper aguas, estoy de pie junto ma la cama y cae al suelo como si hubieran vaciado una cisterna. La matrona me propone unas braguitas de papel para que pueda sentarme en la pelota. No puedo levantar la pierna para ponerlas!
La matrona de repente me pregunta si tengo ganas de empujar. Lo pienso un momento y no, no tengo. Pero de repente, la chica no ha hecho mas que darse la vuelta y… Ayyyy madre si, si tengo! Pero unas ganas terribles… Es como corriente eléctrica!! Bueno pues me pongo a empujar? No, no empujo yo. Mi hija esta queriendo salir de mi cuerpo a toda velocidad, es ella! Y ya no hay dolor. Solo latigazos que ponen rígido mi cuerpo. Recuerdo que tengo que relajar los muslos, como decía Consuelo, difícil estando de pie. Pero lo consigo porque estoy abrazada a mi chico de pie los dos junto a la cama. El hace las respiraciones y yo imito. De repente noto algo enorme entre mis piernas, quiero tocar pero me parece todo tan de mentira… Noto calor en la zona vulvar, fuego. Pero no duele y eso me impresiona, me da fuerza y soy tan consciente de lo que esta pasando que a la vez parece que lo estuviera viendo todo en una película. Me suelto del cuello de mi chico, para agarrarme al filo de la cama y que el pueda recoger a nuestra hija. Este chico va a necesitar un buen masaje en el cuello después de mis estrujones!
Entonces de repente entre mis piernas aparece mi bebé llorando a pleno pulmón. Es perfecta <3

Sabes esa sensación de fuerza, de poder, de alegría y amor?… todo al mismo tiempo! Pero espera, estoy de pie? Me muevo por mis propios medios para besar y coger a mi hija en brazos! Buah, esa sensación es increíble! Son las 13:40h p.m hemos tenido un parto cortísimo 😀
Algún punto interno por desgarro me cosen sin molestia alguna. No tengo episotomía! Mientras me vigilan los bajos yo ya he puesto al pecho a mi pequeña Mariam y ella mientras me mira con cara de lo hemos conseguido mamá. Me muero de amor.

Y si, lo hemos conseguido. Papá, mamá y tu.

image

wpid-implante-mamario.jpg

Amamantar con implantes

Creo que es una de las preguntas que más nos hacemos cuando pensamos en lactar en el futuro y años atrás nos hemos hecho un aumento de pecho. Porque siendo realistas, la mayoría cuando se pone implantes no piensa en si luego dará el pecho (es mi estadística personal). Continue reading “Amamantar con implantes”

wpid-images-2.jpg.jpeg

10 consejos anti-grietas!

Cuando comienza la maternidad muchas veces no es todo color de rosa. Has ido a las clases preparto, hablado con tu matrona, leído mil documentos acerca de la lactancia.. Pero de pronto llegan los problemas y nos sobrepasan. No sabes cómo tu bebé se ha prendido al pecho que te duele un montón.
Y de repente tienes los pezones en carne viva! Todo así, en un abrir y cerrar de ojos. Quizás sea frenillo (ya hablaremos de esto) quizás sea mala postura o quizás es que en la primera toma de contacto el bebé no se agarró como debía.

Que no cunda el pánico! Pero si cunde, si. Porque duele bastante. Así mas o menos como si en vez de leche salieran cristales por los pezones.
Lo primero es determinar como ha pasado. Una visita a tu matrona o profesional de la lactancia determinará el asunto del frenillo. Ojo, no siempre los frenillos causan problemas.
Si todo esta bien suele ser un problema mecánico que se soluciona rápidamente. Hay una mala postura.
Corregirla es lo primordial para comenzar con la curación de esas heridas. Sino eliminas la causa, difícilmente podrás curarlas.

En Mis Productos 10 puedes encontrar algunas de las cosas que voy utilizando desde que comenzó mi maternidad. Entre ellos algunos como estos, ideales para aliviar y curar.
Aquí te dejo 10 consejos anti-grietas. No lo dejes ni un minuto más, no abandones la lactancia, las grietas tienen cura y solución!

1. El gel íntimo Bardagyn es espectacular para lavado de, la zona íntima por supuesto jaja, y del pecho cuando hay grietas. Su principal componente la bardana, se utiliza en procesos dermatológicos e infecciosos de la piel. Tiene propiedades antisépticas y antibióticas. En la ducha utiliza un poco solo para lavarte el pecho, mejora un montón. También es muy útil para limpieza de los puntos tanto de episiotomía y cesárea.

2. Medela tiene unos maravillosos parches de hydrogel que regeneran a la velocidad de la luz. Los puedes quitar para las tomas o ducha y volver a pegar durante 24h.
Mas adelante descubrí la lana curativa Es algo mas económica que los parches de hydrogel Y ES NATURAL. Se puede utilizar por sus propiedades emolientes (desprende lanolina) tanto en el pecho como en cualquier lugar donde se necesite, como en las escoceduras del pañal.

3. Las pezoneras que yo use fueron las de Medela. Bueno realmente me dieron una de Chicco en el hospital pero no me gustó nada. Las otras son bastante mas finas.
Las use unos 3/4 meses, no era capaz de quitármelas. Se que en algunos casos pueden agravar mas las grietas, pero buscando la talla adecuada (Medela tiene tres) y sabiendo colocarlas correctamente, pueden hacer mucho bien.

4. Usé discos desechables, pero pocos. En seguida llegó el verano y como tener el pecho al fresco nada! Aun así creo que la próxima vez compraré discos reutilizables (lavables). Los desechables no transpiran y no ayudan a la curación. Aunque si eres mañosa puedes hacértelos tu misma como dicen aquí (ah y también compresas y salvaslip).

5. Si las grietas están muy muy mal, debes acudir a consulta porque quizás necesites usar una crema con propiedades antibióticas. En este caso es mejor no extender la leche materna ya que la infección se puede volver monumental.

6. Como te dije al principio, corregir la postura es prioritario. No dejes a tu bebé mamar mal. Anticípate y ponle al pecho cuando aún no este demasiado hambriento. Haz varias intentonas hasta que te sientas cómoda. Dolerá pero menos. Y así vas dando chance a las grietas a ir curándose.

7. No hace mucho leí aquí sobre las propiedades de las cataplasmas de arcilla verde en los pezones y me gustó. Yo no lo he usado pero la fuente es 100% recomendable. Pincha aquí para ver otras propiedades y como preparla. La imagen pertenece a Elena del blog De Monitos y Risas..

8. Tomar probióticos ayuda a que la flora bacteriana de la zona se mantenga en equilibrio. Unas grietas pueden acarrear mastitis y no es nada recomendable ya que tendremos dos afecciones que tratar. Yo tomé Pearls IC. pero ahora hay otro con nombre algo mas específico que es Lactanza Hereditum. En realidad da igual cual tomes, el caso es que la flora este como debe de estar. Si en casa tienes otro, adelante.

9. Prueba varias posiciones para evitar el dolor. Alguna de ellas puede resultar muy cómoda como hacerlo acostada. Puedes revisar posiciones aquí.

10. Si tienes la mas mínima sospecha de que te están saliendo grietas, porque el dolor esta pasando de castaño oscuro, acude a un profesional de la lactancia inmediatamente. No esperes a ver si se te quitan solas, a ver si así me aguanto y deja de doler.. No, hay que valorar la toma. Ten en cuenta también que una mala posición en la mamada interfiere en la transferencia de leche y por lo tanto en la ganancia de peso del bebé. Hay que cortar ya!

Recuerda que las grietas son una de las principales causas de abandono de la lactancia. No permitas que te ganen la guerra, con un buen asesoramiento mejoraras rápidamente. Comparte si el post te ha sido de alguna ayuda o crees que puede contener información interesante. Muchas gracias por leerme.