Ser madre de dos

No te creerás que llevo un mes para abrir el blog!
Yo quería contarte las maravillas de mi parto, que lo haré, desde el momento en que me vi saliendo andando tan campante del paritorio. Pero esto es imposible!
Una solo tiene dos manos, y esas dos hay que repartirlas entre un bebé de dos años y otro bebé que acaba de cumplir su primer mes. Y es que así como la leche sale del pecho debían de salirnos otro par de brazos cuando nace nuestro segundo hijo! Aún así, no se si es por la forma en que Mariam llegó al mundo, por la experiencia, o por la medicación del corazón jajajja. Pero me siento mas relajada respecto a la crianza. Confío mas en mi cuerpo (haberme formado como asesora de lactancia ayuda bastante) y en mi capacidad para ser mamá.

image

Por otro lado no es que me sienta demasiado agobiada con las tareas diarias, ya aprendí con mi primer hijo que lo primero era el, luego yo y después las pelusas. Pero oye, que tengo otro hijo! Que cortos se me hacen los días chica. Todas las noches me voy a dormir pensando si di todos los besos y abrazos que necesitan, si jugué todo lo que tenia que jugar, si grité demasiado o si perdí los papeles mas de lo que me hubiera gustado.
Soy humana, lo intento desde el fondo de mi corazón. A veces meto la pata hasta del fondo. Entonces me duermo (si me dejan!), llega la mañana y vuelta a empezar.
A veces reina el caos, pero no es la tónica general. A veces la una quiere teta, el otro quiere merendar, entonces yo acabo de salir de la ducha, olvidé ponerme los discos absorbentes, la una q llora, a mi que se me sale la leche, el otro que se pone a llorar a dúo, me resbalo con mi propia leche que ya gotea desde el sujetador… 
Con todo, ser madre de dos es increíble.
Amo a mis hijos.

0 thoughts on “Ser madre de dos

Nos cuentas algo!?