wpid-images-3.jpg.jpeg

Cangureando

Ayyy madre mía! Anoche estaba preparando la bolsa al pollito para hoy cuando vi el fular. Vamos que me entró calor y todo jaja. Cómo había olvidado hablar de el en el post de cólicos!? Si es que una está que no está.

Algun@s pensarán que esto del porteo es una moda, quizás incluso pasajera. Que llevar a los niños a cuestas es un atraso cuando hay carritos, que con eso tiene que doler la espalda una barbaridad..
En mi caso me vi porteando casi por casualidad. Necesitaba algo que me permitiera llevar a Abraham a la primera revisión del pediatra en transporte público. Mi carro tiene 3 ruedas, ni os cuento lo que pasa cuando queréis subir al bus, lo más fácil es que vuelque en cuanto lo apoyas en la rueda delantera para hacer el juego al subir. Pero como en la vida, a caballo regalado…
Mi amiga Bea tenía una maravillosa mochila Stokke y un fular que la habían regalado. Probé la mochila y aquello estaba muy bien. 50 mil arneses, sujecciónes, belcros… pero yo soy muy pequeña y pesaba más que yo! Decidí probar con el fular. Ella me decía que no se apañaban y que ni lo había usado. Yo cuando me conseguí poner aquello y vi lo cómoda que iba me dije Anita porque no se te había ocurrido esto antes!?

Ni que decir tiene que en transporte público iba de maravilla. Pero ayy lo que descubrí cuando Abraham empezó a retorcerse de cólicos! No me dejaba hacer nada, ni ir al baño! Mi chico esa temporada trabajaba mucho, hasta muy tarde, con lo cual tenía que buscarme la vida y solucionar el arsenal de pelusas que iba apoderándose de mi casa. Pues muy bien, bebé al pañuelo y yo a limpiar. Total, en brazos estaba no? Abraham empezó a dormir por horas ahí metido. Yo aspiraba, fregaba, preparaba comidas, sacaba a los perros, iba a las clases postparto… Por favor que maravilla! Un poco de calor si que pasaba, Abraham nació en Abril. Lo arreglaba colocando una sabanita de la minicuna entre los dos. No lo hacía siempre porque me gustaba sentirlo en pañales junto a mi pecho. Lógicamente en casa no me ponía sujetador siquiera, era un gusto que el se sirviera solito.

Poco a poco fui buscando información acerca de los beneficios del porteo. Milagro! Los cólicos se llevaban mucho mejor! El lloraba menos, yo estaba menos nerviosa, con lo cual paz y armonía en mi hogar.

Si vives en Rivas Vaciamadrid o al rededores os recomiendo la tienda Monetes. Jeni os atenderá fenomenal, os enseñará a colocaros mochila, fular, cualquier portabebés en general (http:// http://monetes.es), tambien dispone de tienda on line.
Descubrí navegando Red Canguro; leí a María de Feliz en Brazos que aunque por motivos personales ha decidido cerrar su tienda on line sigue escribiendo en su maravilloso blog. Mimos y Teta de Noemí Hervada que ahora mismo está de sorteo, no dejéis de visitarla porque merece la pena.
Y en Monitos y Risas podéis aprender a colocaros el fular de mil formas distintas con el hagstag #30dias30nudos los veis en Facebook.

El porteo tiene múltiples beneficios, no sólo el de manoslibres!
Todos los bebés necesitan sentir nuestro calor sientiendose así satisfechos y seguros en todo momento. Esta protección hará de nuestro hijo un adulto seguro. Se benefician de la música del latido de nuestro corazón. La posición de ranita favorece el correcto desarrollo de sus huesos pélvicos y el retorno sanguíneo, el peso recae sobre las nalgas y no sobre los genitales.

No todo son maravillas para los nenes, para nosotras también porque llevarle tan cerca de muestro pecho favorece la segregación de oxitocina produciendo más leche y disminuyendo la posibilidad de sufrir depresión postparto. De esta manera el bebé tiene muy fácil acceso al pecho y maman solitos.
Habrá quien tenga miedo de sentirse torpe o de tropezar. Ya os digo que el porteo es muy seguro, el bebé va tan pegadito a nuestro centro de gravedad que es muy difícil perder el equilibrio.

Y recordar que lo más importante es colocar al bebé de forma segura siguiendo unas pautas lógicas.
Utilizar siempre un portabebé ergonómico que respete la fisionomía del bebé. Buscar uno adecuado a nuestras necesidades y al peso del niño.

Si te gustó, comparte!

wpid-images-4.jpg.jpeg

o_O cólicos!

Cólico del lactante
es un trastorno típico de los primeros meses de vida que se caracteriza por un llanto intenso y prolongado sin causa aparente. También se le conoce como cólico de los tres meses cólico vespertino o del anochecer, alboroto paroxístico del lactante o cólico de gases. (Wikipedia)

Si, a veces nuestros bebés recién nacidos lloran como posesos. Comieron, les cambiamos el pañal, están en brazos.. y siguen llorando. Entonces te encuentras en la escalera con la vecina de abajo, que tiene como 6 hijos, y te dice uy este niño tiene cólicos eeeh. Y tu piensas dónde puñetas esta el punto cólicos en el manual del bebé?

Volvemos a casa y probamos todo lo que nos ha contado la vecina, que poco menos es hacer el pino mientras sostenemos al bebé con una sola mano mientras cantamos por Julio Iglesias.
Entonces decidimos presentamos en la farmacia a llorar y nos ofrecen un arsenal de productos para los cólicos. Infusiones, homeopatia, medicamentos…
Comos nos da cosilla (nos debe de dar siempre) medicar al bebé sin consejo médico, para allá que nos vamos. Recordar, haciendo el pino, sosteniéndolo con una mano y con Julio Iglesias en el IPod porque nos duele ya la garganta de cantar.
En este punto lo mismo damos con un profesional empático como que no. Podemos salir de allí tan contentos con una receta en la mano o con la moral más baja todavia si cabe. 

Los bebés son listísimos! Nosotros no sabíamos que le estaba pasando a nuestro pollito, empezó justo al mes de nacer. Lloraba como si no hubiera un mañana a partir de las 6 de la tarde hasta las 12 de la noche. Cuando por fin descubrímos lo que era dejó de llorar, al menos de esa manera tan desesperante. Lloraba, pero como sintiéndose más comprendido.
Como mamá principiante me tiré a casi toda recomendación que me dieron. Cuando ya había probado casi todo, sin demasiado éxito, mi matrona me contó que la causa exacta de los cólicos todavia se desconoce. Aunque se piensa que puedan ser gases quizás no lo sean. Recordar que sus tripitas están nuevas, se estan adaptando a procesar alimentos. Imaginar lo que nos ocurre a nosotros despues de salir de una gastronteritis en la que no hemos probado bocado en 7 días. Nos dan unos calambres horribles!
Tambien puede influir la dificultad para expulsar los gases, la sobreestimulación, la ansiedad de los padres ante la situación…
A mi juicio, no creo que sea una causa concreta sino la suma del todo. El bebé se está adaptando a la vida y todo es un mundo. El truco está en aprender a vivir en la incertidumbre e ir haciendo ensayo-error hasta que demos con lo que nuestro bebé necesita.

Y cómo se que mi bebé tiene cólicos? Se podría empezar a pensar en ello cuando el bebé pasa episodios de llanto intenso al menos 3 horas al día, 3 días a la semana, durante al menos 3 semanas en un bebé sano y bien alimentado.
Normalmente la sintomatología es ataques de llanto repentinos de gran intensidad estirando las piernas y apretando los puños con muchísima fuerza, cara enrojecida y abdomen tenso.
Por supuesto siempre hay que descartar cualquier patología como pueda la celiaquía, reflujo, alergia a las proteínas de vaca entre otras.

Ya os digo que probamos varias fórmulas como Colimil y Colikind. Lo que mejor nos funcionó fue jarabe de Nux Vomica Compose (lab. Boiron).
Actualmente ya no se comercializa este jarabe pero se puede administrar en granulos. 5 bolitas en la boca o disueltas en un poquito de agua, antes de cada toma.
Sus propiedades abarcan tanto la irritabilidad como trastornos digestivos, dolor de cabeza, náuseas, fiebre, problemas hepáticos…

Otra forma de combatir estos ataques fue usando la bañerita Tummy Tub (que podréis encontrar en Mis Productos 10). Se quedaba muy relajadito y disfrutaba mucho del agua caliente llegando incluso a dormirse en alguna ocasión. Despues del baño un masaje Shantala del cual os hablaré en el próximo post puesto que merece ser explicado ampliamente tanto por sus beneficios como por su historia.

Si te gustó, comparte!