Leemos: Vas a ser Mamá. Guía de lactancia materna.

Antes de navidad llegó a mis manos, a través de Editorial Pirámides (grupo Anaya), un libro de maternidad. Bueno, su descripción cuando me lo ofrecieron fue: un libro con contenido sobre lactancia materna el cual pensamos pueda ser de su interés. Premio!

Siempre me gusta tener a mano títulos que poder comentar en mi grupo de lactancia. Sobre todo por saber si puede ser recomendable o no. Que llegados a este punto ya sabemos que por ahí circula más desinformación que otra cosa. Y así fue como llegó a mis manos un ejemplar del libro de maternidad Vas a ser Mamá.

Ficha técnica

– Titulo: Vas a ser mamá

– Escritor: Alicia Rodriguez Torres y Lorena García Esteban.

– N° de páginas: 184

– Editorial: Pirámides.

– Formato: Papel.

– Portada y contraportada: pastas blandas.

– Tipo de libro: guías para madres y padres.

De qué va

Es un libro que debe leerse durante el embarazo y tenerlo bien a mano durante los 6 primeros meses del bebé. No es un libro de maternidad como tal. Vas a ser mamá te acerca a la lactancia materna en todas sus facetas. Es una guía para resolver dudas y normalizar situaciones en torno a la lactancia materna. Situaciones que como lactante vas a vivir y esta muy bien tener y una guía al uso cerca. Porque todas ellas pertenecen a normalidad de la lactancia y en nuestro desconocimiento sobre el tema, cuesta manejarse.

lactancia materna

Si tu intención es dar el pecho a tu futuro hijo, este es tu libro de cabecera. Y si lo estás pensando, quizás te venga bien para derribar algunos mitos y entender como funciona esto de dar el pecho.

Dónde comprar y por cuánto

Vas a ser mamá esta disponible en Amazon Premium aquí por 12,83€ y en su versión Kindle por 9,49€. En mi opinión muy asequible para la cantidad de dinero que puede hacerte ahorrar.

lactancia materna

Conociendo a las autoras de Vas a ser mamá

Alicia y Lorena son dos jóvenes matronas de un conocido hospital público de Madrid. Se formaron como asesoras de lactancia en el Centro Raíces (Madrid). Una pequeña entrevista a continuación.

¿Por qué decidisteis formaros como asesoras de lactancia?

En el mundo sanitario, la actualización de conocimientos es fundamental, si no, “te quedas atrás”. Además, nosotras como matronas, sentimos una responsabilidad profesional notable en cuanto a lactancia se refiere. Debemos formarnos lo mejor posible para estar a la altura de las necesidades de nuestra población. Y sobre todo esta formación, nos da las herramientas para luchar contra esos mitos causantes en muchas ocasiones de los fracasos en lactancia.

¿Cómo veis el panorama de la lactancia en vuestro lugar de trabajo?

En el centro de salud estamos más en contacto con mujeres que se encuentran dando el pecho. Dado que las mujeres, tras el nacimiento de su hijo o hija normalmente acuden al centro de salud dentro de la primera semana, es una oportunidad ideal para hacer ese primer seguimiento de la lactancia. Esta primera visita resulta clave para el acompañamiento de la mujer durante las semanas posteriores, pues se pueden despejar muchas dudas y reforzar la actitud de la reciente mamá. En el centro de salud, vemos que la lactancia es la preocupación estrella de las mamás en el postparto; muchas de ellas lo pasan verdaderamente mal hasta que la lactancia se establece, cosa que en algunos casos, puede no llegar a lograrse.

En el hospital, nuestro contacto con la mamá lactante es mucho más breve, y se limita al primer enganche del bebé en el paritorio. Durante la dilatación, las matronas vamos sondeando cuál es la idea de la mamá sobre qué tipo de alimentación (materna o artificial) deseará darle al recién nacido, si ha tenido experiencia previa de lactancia, si se encuentra alimentando actualmente a su hijo mayor con pecho, etc.

Una vez que el bebé nace, cuando ya está en contacto piel con piel con su madre, tratamos de darle a ella indicaciones muy breves y sencillas para que se inicie la lactancia lo antes posible, como que esté en contacto estrecho con el bebé todo el tiempo que pueda y que le ofrezca el pecho frecuentemente. También tratamos de que no se sienta agobiada si este primer enganche no se produce de forma perfectamente eficaz en esas primeras dos horas postparto.

¿Qué creéis que se podría mejorar allí respecto a ella?

Queda mucho por hacer. Esos “mitos” que confunden a las madres, todavía hacen dudar a algunos profesionales. Seguimos guiándonos por datos objetivos, como el peso, para comprobar si una lactancia materna es satisfactoria; y, a otros signos, como el bienestar del niño, no les damos tanta importancia… Una puesta en común entre los diferentes profesionales que atienden a la madre es fundamental, así como un protocolo multiprofesional, basado en la evidencia científica, con el que todos los compañeros promuevan la misma meta es de mucha ayuda. Por desgracia, esto no existe en todos los centros. En muchas ocasiones, los mensajes que se transmiten a los padres son contradictorios, creando una gran inseguridad no solo hacia el profesional sanitario, si no también hacia sí mismos.

Por otro lado, también opinamos que aunque cada vez los hospitales están más concienciados con la lactancia materna, todavía puede impulsarse mucho más con acciones tan sencillas como por ejemplo permitir en todos los hospitales que la madre y el bebé pasen juntos la reanimación en caso de cesárea, para no postergar durante horas el enganche al pecho del bebé.

¿Qué motivos os llevaron a escribir este libro?

Siendo indudables los beneficios de la lactancia materna nos preguntamos entonces ¿por qué tantas madres abandonan la lactancia? Creemos fundamental el apoyo a la madre para que una lactancia sea fructífera y un libro era una forma de llegar a un gran número de ellas. La Editorial Pirámide nos ofreció una gran oportunidad de ayudar un poco más a esas madres perdidas en este proceso de embarazo y postparto. Desde el principio quisimos unificar criterios y recomendaciones basadas en la evidencia científica y traducirlo a este público de una manera amena y agradable.

Además, nos pareció importante visibilizar la figura de la matrona y su labor en el campo de la asesoría en lactancia materna, para que la población general también pueda conocer y por tanto disfrutar de sus otras muchas funciones en la atención a la mujer, más allá del parto.

¿Qué opinión tenéis sobre los grupos de apoyo a la lactancia?

Son de gran ayuda. En la mayoría de los casos, el “bache” en la lactancia no es algo patológico, si no, todo lo contrario, algo normal por el que casi todas las madres pasan. Las madres solo necesitan un poco de seguridad en sí mismas y mensajes positivos; y, en esa “montaña rusa de emociones” solo el que haya pasado por una experiencia similar es el que puede echar una mano. Piensan: “si el resto lo ha logrado, yo también puedo hacerlo”. El grupo de iguales es por tanto, crucial para sentirse comprendidas y escuchadas, y también para formar amistades valiosas.

Respecto a lo que veis en vuestro lugar de trabajo, ¿qué papel juega el padre en el éxito de la lactancia materna?

Creemos que la actitud del padre con respecto al amamantamiento es muy, muy importante, sobre todo para el autoestima y la confianza de la madre en sus propias capacidades de mamífera. El padre debe ser, por poner una palabra, el coach de una mamá lactante. Para ello es fundamental que entienda por qué la lactancia es necesaria y deseable, tanto para su hijo como para la mujer. Se trata de un ejercicio de respeto, paciencia, protección y comprensión del binomio madre-bebé, en el que el papá puede colaborar de muchas maneras: procurando que la madre tenga cosas ricas que comer, que descanse, cuidando de los hermanitos mayores, protegiendo a la mamá de los comentarios inoportunos del entorno, o incluso si la situación lo requiere, administrando la leche materna de forma diferida (con cucharita, jeringa, etc.)

lactancia materna

Para que nos entendamos, es la madre la única que puede dar el pecho, sí; pero el papá (o la pareja) es quien tiene en su mano adecuar el entorno familiar para que la madre y el bebé disfruten y se sientan cómodos y seguros con el pecho. Por ello, nuestra recomendación es que se llegue a un punto de encuentro en el modo de crianza y en la opinión sobre la lactancia materna previo al parto. De este modo, se evitarán muchos conflictos en un periodo tan controvertido.

¿Qué consejo daríais a una mujer embarazada que dice que se está pensando amamantar porque no sabe si lo conseguirá?

Le diríamos que no se agobie, que su cuerpo está perfectamente adaptado para producir leche y alimentar a su hijo/a, y que llegado el momento escuche su intuición y trate de rodearse de personas positivas, que tengan experiencia en lactancia o que hayan dado el pecho con éxito. No hay nada que mine más la confianza de una futura mamá que el miedo de los demás. Simplemente intentaríamos transmitirle, eso, seguridad en sí misma.

lactancia materna

Seguro que trabajáis mano a mano con otros profesionales que, no solo no saben de lactancia, sino que los consejos que dan son erróneos. ¿Cómo lidiáis con ello?

Entrar a discutir con otros profesionales poco o nada formados en lactancia no parece conducir a otra cosa más que a generar conflicto.

En definitiva, consideramos que en el fondo los profesionales deseamos ayudar a las madres y a los bebés. Aunque en algunas ocasiones las recomendaciones no sean las más acertadas o incluso resulten opuestas entre profesionales, lo que genera más confusión en los padres. La vía para tratar de cambiar esto tal vez sea promover cursos de formación en lactancia materna tanto en centro de salud como en hospital. Y sin ir más lejos, con diplomacia y buenos modos debemos ser generosos (y honestos) con nuestros conocimientos y compartir todo aquello que vamos aprendiendo con nuestros demás compañeros: proporcionando estudios actualizados sobre el tema; motivando conversaciones “entre colegas” con curiosidades, actualizaciones y recomendaciones nuevas sobre prácticas en lactancia materna, etc.

El cabo del día atenderéis muchos partos. ¿Cómo influye la consecución de un parto en la lactancia de esa madre?

El agotamiento y el cansancio como resultado de un parto influye en las primeras horas del puerperio. Si una mujer desea iniciar la lactancia materna, una de las cosas más importantes es que el enganche al pecho sea en las primeras horas tras el parto. Como explicamos en el libro, si el parto ha sido mínimamente intervenido hay más papeletas para que éste sea espontáneo. Además, el piel con piel es fundamental para lograr esta espontaneidad. Si tanto la mamá como el bebé se encuentran bien, ambos pueden mantenerse en un contacto estrecho, tocándose, mirándose y en definitiva conociéndose.

lactancia materna

Espero que hayas disfrutado con la entrevista. A mi el libro me ha parecido genial y lo recomiendo mucho en mi grupo de lactancia.
Si crees que este post puede resultar útil, compártelo! Gracias ^^

34 thoughts on “Leemos: Vas a ser Mamá. Guía de lactancia materna.

  1. Ojalá todas las mujeres pudiesen estar debidamente informadas y asesoradas en su camino por la lactancia ( tanto materna como artificial, que también está llena de incongruencias). A mi hijo le di pecho hasta los 3 años! en cambio con el segundo, al segundo día de vida inicié la lactancia mixta ( que nos va de maravilla), aunque tira más a materna ya que el biberón lo dejamos para cuando estoy terriblemente cansada o en algunas ocasiones especiales. Me tuve que buscar bastante la vida porqué nadie sabía como asesorarme en este tipo de lactancia. Una pena.

  2. No conocía el libro pero de hecho lo veo muy completo por lo que nos cuentas y es que es básico que desde el embarazo estemos bien informadas de lo que es la lactancia y como llevarla a cabo con exito. Me parece muy buena idea que lo recomiendes en tu grupo de lactancia al igual que todo el apoyo y los consejos que dais en los grupos. Besitos

  3. Me parece un gran libro para leer durante el embarazo si tengo un tercero ya lo tengo adjundicado Toda la información sobre la lactancia, para facilitártela y poder hacer posible una relación sana con ella, es poca. Cuanto más se conozca, más posibilidades de éxito se tendrá. Encima las dos autoras hablan de algo que conocen a la perfección, no hablan de teorías hablan desde la práctica y eso es un gran punto a favor.
    Gracias por compartirlo!

  4. Qué recuerdos me ha traído recordar la época del embarazo, mi hijo tiene dos años ahora y parece que hayan pasado siglos desde entonces, aunque a la vez, ha pasado super rápido, es un poco contradictorio la verdad… Gracias por la recomendacion y por el flash back! Un abrazo!

  5. Qué post tan completo! Me ha encantado leerlo y recordar los miedos y trabas que tuve durante la lactancia. Muchas veces aún estando super convencidas nos lo ponen tan dificil… recuerdo que mientras me recuperaba de la epidural pedí que me dieran a mi hijo, les insisti en que los primeros minutos eran importantes para establecer la lactancia, y la enfermera me respondió que me relajara que si no siempre estaban los bibis… Una vez mas, me encontre con 0 respeto y con personal nada cualificado para atender el postparto…