Preparar la bolsa para el hospital

bolsa para el hospital

Ains madre, que ahora me toca hacer la bolsa para el hospital. Y es que me quedan poco menos de 8 semanas para dar a luz! Mi bebé puede decidir venir en cualquier momento. Y si bien esto de la bolsa en los embarazos anteriores no me preocupaba demasiado no tenerla a punto… ahora si, que somos muchos en casa y hay que organizarse!

Por si estás en la misma circunstancias que yo. O si estás buscando un post que te resuelva un poco las dudas de qué llevar y qué no llevar al hospital el día del parto. Aquí te dejo mi lista de las cosas que ya estoy metiendo en la bolsa para el hospital. Que nunca viene mal revisar lo que hace otro, a ver si me voy a estar dejando algo!

Mi bolsa para el hospital

Siendo prácticas. O te llevas un maletón, colgando del brazo… O allí no te van a caber la mitad de cosas que necesitas. Por propia experiencia. Y no soy de llevarme media casa eh, que nos fuimos a Marruecos una semana, con un crío de 14 meses y sin facturar equipaje! Lo mejorcísimo que puedes utilizar para meter todos los bártulos es un trolley pequeño.

61smqHGIayL. SL1200  - Preparar la bolsa para el hospital

Por qué? pues sencillo. Cabe mucho más que en una bolsa, la organización es mejor, no revuelves tanto a la hora de buscar cosas y lo más importante es que tiene ruedas y solo hay que tirar de ella. Te he convencido?

Qué hay en el hospital

Lo primerito es saber dónde vas a dar a luz. Porque las cosas pueden cambiar de un centro a otro. Algunos hospitales ponen casi de todo, y otros no tanto. Allí podrás preguntar si te surten ellos de cosas como:

  • Compresas
  • Pañales para el bebé
  • Pijama/camisón
  • Bodys para el bebé
  • Discos de lactancia
  • Bragas desechables
  • Productos para la higiene de baño

Esto es lo que suelen proporcionar algunos hospitales. Pregunta al equipo y te resolverán las dudas. Digamos que es lo más básico.

Qué necesito

A ver, por necesitar… se pueden necesitar muchas cosas! Te voy a dar mi lista. La que voy a usar yo para llenar mi bolsa para el hospital.

  • Plan de parto:

    Esto es lo primero que voy a meter. Previo se lo habré enviado al equipo de matronas del hospital donde voy a dar a luz. Hay que revisarlo entre ambas partes. Pero no está de más llevar una copia en la bolsa.

  • Carpeta con todos los documentos que hayas recabado sobre tu embarazo estos 9 meses:

    Lo llevaba hasta a comprar el pan. Así que me hice una copia que metí en la bolsa para el hospital.

  • Frutos secos, agua y zumos:

    Importante. Se puede comer y beber en el parto, que no te digan lo contrario. Sobre todo si no estás usando analgesia. Y si no te apetece en ese momento, quizás a tu pareja si. O sino, luego. Pero te van a venir genial para reponerte.

  • Cargador para el móvil y cámara de fotos:

    No querrás quedarse sin inmortalizar ciertos momentos por haberte ido a parir corta de batería!

  • Ropa para salir yo del hospital:

    Aquí hay dos opciones. En el primer parto me la dejé en casa. Bien colocada en una bolsita sobre la mesa. Mi chico tendría que volver a casa en algún momento por casa y podría coger esa y llevarse con la que había ingresado. Era primeros de abril y el tiempo estaba revuelto. Así que dejé dos bolsas, una con ropa más abrigada y otra más ligera.

  • Juego de 3 bragas de algodón y sujetadores de lactancia:

    Suelo usar las braguitas desechables que me proporciona el hospital, pero por si acaso me apetece usar normales, ahí las tengo. Y si se manchan van directas a la basura. Los sujetadores por lo obvio. No llevo camisón. Prefiero usar el del hospital. Viene con aberturas, y si se mancha se lo llevan y te traen otro.

  • Ropita para el bebé:

    En las dos ocasiones me proporcionaron tanto bodys como pañales para los niños. Con lo cual llevé exclusivamente una mantita fina, y la ropita con la que iba a sacarlos de allí.

  • Almohada pequeña:

    En el primer hospital mi chico tuvo que dormir 3 días en una butaca que no podía ni reclinarse. No te quiero contar como acabó el pobre con la espalda. En el segundo parto, fuimos a otro hospital. Aquí había un sofá que se hacía cama. Pero no había almohada, con lo cual esa pequeña almohadilla le vino de lujo.

  • Paquete de toallitas:

    En los hospitales no hay toallitas. Te dan una palangana y esponjas jabonosas. Que está muy bien, pero las toallitas te salvan en cualquier circunstancia. En nuestro caso, cuando no había forma de quitarle aquella primera caca al niño ni con esponja ni con un pistolete! No te digo que las uses, es mejor agua y jaboncito suave. Pero por si acaso. Una madre sabe del poder de un paquete de toallitas jajja.

  • Cepillo para el pelo:

    Si el hospital te pone el jabón, yo no llevé ninguno ni para el pelo. Ya tendré tiempo de mascarillas y champuses en casa. Pero no suele haber cepillo. Aunque algunos hospitales dan un neceser muy mono en el momento del ingreso con de todo.

  • Cepillo de dientes:

    No puedo vivir sin limpiarme los dientes. Y mi chico metió otro en la bolsa para no tener que preocuparse más del tema.

  • Un desodorante:

    Los sudores del postparto.. no te lo quiero contar jajjaja. Metí uno al que le quedaban 2 telediarios y dejé el nuevo en casa. Sobre todo por si me lo olvidaba en el hospital.

  • Crema o aceite:

    Para el cuerpo, para la cara… en fín, lo que suelas usar. Para ti y para el bebé. Que a veces se pelan que da gusto. Me voy a llevar mi aceite de coco que además se puede dar en el pecho y el bebé puede mamar sin problemas.

  • Zapatillas para papá y mamá:

    De esas típicas que ponen en los hoteles. Si las tienes en casa fenómenal. Yo compré este pack. No ocupan apenas y los dos vais a estar más cómodos.

Consejos

Con todo lo que te he contado, coge un papel, siéntate tranquilamente y haz una lista. Con esa lista, revisa con tu pareja y luego empieza a llenar tu bolsa para el hospital. Ya sea bolsa, maleta, trolley… Con lo que pienses que vas a estar más cómoda. No metas cosas por el “por si acaso” sin pensarlo dos veces. A veces el por si acaso no es para tanto jaja. Y deja esa lista dentro de la bolsa. Así cuando tengas que volver a casa no te dejarás nada.

pexels photo 1120347 - Preparar la bolsa para el hospital

Después hay cosas como el cojín de lactancia, que yo eché en el coche y me vino genial pues lo usé mucho en hospital. Casi más que en casa.

SI TE GUSTAN NUESTROS POST, COMPARTE. NOS AYUDAS A CRECER.

RECUERDA QUE ESTAMOS EN FACEBOOKTWITTER INSTAGRAM. SI TIENES ALGUNA DUDA O CONSULTA NO DUDES EN PREGUNTARME. GRACIAS

pinit fg en rect red 28 - Preparar la bolsa para el hospital

About

Soy Ana; mamífera, lactivista, creadora y editora de este blog y mamá de un niño y una niña. Estoy esperando mi tercer hijo para agosto de 2018. Técnico de farmacia en activo de profesión y asesora de lactancia por vocación.

View all posts by

Nos cuentas algo!?