Cangureando

Ayyy madre mía! Anoche estaba preparando la bolsa al pollito para hoy cuando vi el fular. Vamos que me entró calor y todo jaja. Cómo había olvidado hablar de el en el post de cólicos!? Si es que una está que no está.
image

Algun@s pensarán que esto del porteo es una moda, quizás incluso pasajera. Que llevar a los niños a cuestas es un atraso cuando hay carritos, que con eso tiene que doler la espalda una barbaridad..
En mi caso me vi porteando casi por casualidad. Necesitaba algo que me permitiera llevar a Abraham a la primera revisión del pediatra en transporte público. Mi carro tiene 3 ruedas, ni os cuento lo que pasa cuando queréis subir al bus, lo más fácil es que vuelque en cuanto lo apoyas en la rueda delantera para hacer el juego al subir. Pero como en la vida, a caballo regalado…
Mi amiga Bea tenía una maravillosa mochila Stokke y un fular que la habían regalado. Probé la mochila y aquello estaba muy bien. 50 mil arneses, sujecciónes, belcros… pero yo soy muy pequeña y pesaba más que yo! Decidí probar con el fular. Ella me decía que no se apañaban y que ni lo había usado. Yo cuando me conseguí poner aquello y vi lo cómoda que iba me dije Anita porque no se te había ocurrido esto antes!?

Ni que decir tiene que en transporte público iba de maravilla. Pero ayy lo que descubrí cuando Abraham empezó a retorcerse de cólicos! No me dejaba hacer nada, ni ir al baño! Mi chico esa temporada trabajaba mucho, hasta muy tarde, con lo cual tenía que buscarme la vida y solucionar el arsenal de pelusas que iba apoderándose de mi casa. Pues muy bien, bebé al pañuelo y yo a limpiar. Total, en brazos estaba no? Abraham empezó a dormir por horas ahí metido. Yo aspiraba, fregaba, preparaba comidas, sacaba a los perros, iba a las clases postparto… Por favor que maravilla! Un poco de calor si que pasaba, Abraham nació en Abril. Lo arreglaba colocando una sabanita de la minicuna entre los dos. No lo hacía siempre porque me gustaba sentirlo en pañales junto a mi pecho. Lógicamente en casa no me ponía sujetador siquiera, era un gusto que el se sirviera solito.
image

Poco a poco fui buscando información acerca de los beneficios del porteo. Milagro! Los cólicos se llevaban mucho mejor! El lloraba menos, yo estaba menos nerviosa, con lo cual paz y armonía en mi hogar.

Si vives en Rivas Vaciamadrid o al rededores os recomiendo la tienda Monetes. Jeni os atenderá fenomenal, os enseñará a colocaros mochila, fular, cualquier portabebés en general (http:// http://monetes.es), tambien dispone de tienda on line.
Descubrí navegando Red Canguro; leí a María de Feliz en Brazos que aunque por motivos personales ha decidido cerrar su tienda on line sigue escribiendo en su maravilloso blog. Mimos y Teta de Noemí Hervada que ahora mismo está de sorteo, no dejéis de visitarla porque merece la pena.
Y en Monitos y Risas podéis aprender a colocaros el fular de mil formas distintas con el hagstag #30dias30nudos los veis en Facebook.

El porteo tiene múltiples beneficios, no sólo el de manoslibres!
Todos los bebés necesitan sentir nuestro calor sientiendose así satisfechos y seguros en todo momento. Esta protección hará de nuestro hijo un adulto seguro. Se benefician de la música del latido de nuestro corazón. La posición de ranita favorece el correcto desarrollo de sus huesos pélvicos y el retorno sanguíneo, el peso recae sobre las nalgas y no sobre los genitales.

No todo son maravillas para los nenes, para nosotras también porque llevarle tan cerca de muestro pecho favorece la segregación de oxitocina produciendo más leche y disminuyendo la posibilidad de sufrir depresión postparto. De esta manera el bebé tiene muy fácil acceso al pecho y maman solitos.
Habrá quien tenga miedo de sentirse torpe o de tropezar. Ya os digo que el porteo es muy seguro, el bebé va tan pegadito a nuestro centro de gravedad que es muy difícil perder el equilibrio.
image

Y recordar que lo más importante es colocar al bebé de forma segura siguiendo unas pautas lógicas.
Utilizar siempre un portabebé ergonómico que respete la fisionomía del bebé. Buscar uno adecuado a nuestras necesidades y al peso del niño.
image

Si te gustó, comparte!

One thought on “Cangureando

Nos cuentas algo!?