Diario de un caracol que sabía leer

20180223 180326 - Diario de un caracol que sabía leer

Esta es la historia de un pequeño y curioso caracol que vive despreocupado hasta que, descubre gracias a su tío Nicasio que el gran edificio, que está cerca de su casa es un colegio.
Hasta allí, se acerca para conocer más de los humanos.

Diario de un caracol que sabía leer
Ficha técnica:
Título: Diario de un caracol que sabía leer
Autora: Alicia G. García
Ilustraciones: Clara Villares Díaz
Editorial: El desván infantil
Páginas: 65
Formato: Tapa dura
Tamaño: 15cm X 22cm
Edad recomendada: a partir de 6 o 7 años (lectores)

 

Autora:

• Diplomada en Ciencias Empresariales, especialidad de Marketing y publicidad por la Universidad de Oviedo.

DATOS LITERARIOS

En el 2009 “Buenos días”, su primera novela, resultó premiada en el certamen  de novela corta Princesa Galiana que organiza el ayuntamiento de Toledo.

El año 2010, fue el año en el que uno de sus relatos fue seleccionado para formar parte del libro Atmósferas, publicado por Escritores en Red.

En mayo de 2014 publica en Chile, con Mneditores, su primera obra infantil Bernarda, la dragona, que vio la luz, en España, de mano de la editorial El Desván, con una gran acogida por parte del público infantil.
Diciembre 2017 sale a la venta su nuevo libro infantil “Diario de un caracol que sabía leer” editado por El desván infantil

Hoy leemos

Sábado de cuentos,  leemos gracias a la propia autora, Diario de un Caracol que sabía leer.

Curiosidad

El pequeño protagonista del libro que hoy leemos, es un caracol muy curioso que junto a su tío Nicasio, jugaba en su jardín sin prestar mucha atención a lo que le rodeaba.
Hasta que descubre a los humanos, empieza a sentir y mostrar mucha curiosidad por ellos, más cuando se da cuenta que cerca de su casa hay un gran colegio.

Diario de un caracol que sabía leer

Letras, palabras, comunicación

El pequeño caracolito se acercó cada vez más, al colegio motivado por su curiosidad.
Se quedó muy sorprendido de ver cómo se comunicaban los humanes, mediante gruñidos….
Pero también descubrió a la maestra y veía como los niños aprendían a leer y escribir con letras hasta formar palabras.
Sorprendido al ver, como eran capaces de hablar con las manos, o más bien con los lápices al escribir las letras unidas y convertirlas en oraciones que escribían en papeles para comunicarse.

Marta la silenciosa

Tras observar y observar, el pequeño caracolito descubrió en una zona del patio del colegio, a Marta. Una niña que no hablaba ni jugaba con nadie.
Le llamaron la atención sus grandes ojos  y la dulzura con la que trataba a los animales y a la naturaleza.
No era como el resto de humanos que la rodeaban que siempre estaban gritando, pisando sin mirar por dónde iban, corriendo o saltándose las normas.
Ella era una muchacha sensible y delicada que no parecía comprender lo que le decían.

Por fin en clase

Un caracol que sabía leer Un buen día, Caracol temió por su vida, todos los humanos de aquel patio salieron disparados, alborotados corriendo, pensaba que iban a aplastar su caparazón.
Por más, que corría no sabía dónde esconderse y a punto estuvo de ser atropellado por un pie gigante….
La pequeña Marta lo tomó entre sus manos y lo introdujo en el bolsillo de su abrigo salvándole así la vida.

Caracol maestro

Nuestro pequeño caracolito busca la manera de salir de aquella chaqueta y refugiarse en una planta de la clase.
Desde allí, pudo observar por qué Marta no hablaba con nadie, no sabía las letras. Ese era el misterio.
Caracol tuvo una idea inmensa y se la hizo saber a su tío, enseñaría a la niña las letras con ayuda de flores y plantas.
Así cada día, dibujaba sobre la mesa de la niña una de las vocales, Marta al verlas se quedó muy sorprendida e inmensamente feliz.

Con su dedo, recorría el contorno de las mismas y luego ya de la ficha que le daba su maestra.

Gratitud

Un caracol que sabía leer De esta manera, Marta aprendió a leer y a comunicarse. Ya no estaba sola y tenía amigos con los que hablar y jugar.
La pequeña niña que se había dado cuenta de que su maestro especial, era el pequeño caracol quiso agradecerle su gran trabajo con un inmenso Gracias de flores en la casita del caracol.

Muy recomendable para lectores

Diario de un caracol que sabía leer, es una tierna historia que nos acerca al mundo de la naturaleza y al respeto de los animales. Además, nos habla de la importancia de la comunicación para poder interactuar con las personas que nos rodean.
Es un libro infantil recomendado para lectores, dividido en ocho capítulos. La lectura es amena y fluida con pocas imágenes pero muy entretenida y dulce.

Me ha gustado muchísimo y creo que es un libro realmente interesante para tener en cuenta en un aula de primaria.
Acercar a los niños hacía el poder de las palabras, fundamentales para la comunicación tanto oral como escrita.

Dónde podemos comprarlo:

Podemos adquirir, Diario de un caracol que sabía leer en tu librería habitual en la web de la Editorial.

Gracias
Por acompañarnos en cada uno de nuestros post, te invitamos a suscribirte a nuestro blog para estar al día, de cada una de las noticias.
Muchísimas gracias a Alicia, autora de este precioso libro infantil y juvenil por compartirlo conmigo.

Siempre me agrada poder descubrir una lectura realmente preciosa y muy enriquecedora.
Abrazos
Chamaida

pinit fg en rect red 28 - Diario de un caracol que sabía leer

About

Soy Chamaida, mamá de dos hermosos bichillos de 6 y 1 años. Aunque la maternidad cambio mi enfoque radical en muchos aspectos, mi formación siempre ha ido encaminada al ámbito educativo, social.. Estoy Licenciada en Psicopedagogia, experta en Atención Temprana, asesora de maternidad, lactancia y porteo.

View all posts by

Deja tu comentario!